martes, 1 de septiembre de 2020

La importancia de la revisión de la vista en niños.-

Estimados amig@s;

El verano se nos está acabando y es un buen momento para revisar la vista de nuestros hijos y comprobar que todo marcha correctamente. Por eso, quería aprovechar que estamos en Septiembre para hablaros de la importancia que tiene la detección de Problemas Visuales No Corregidos en los mas pequeños de la casa.

Es en las primeras fases de nuestra vida cuando queda establecida la función visual, de manera que un problema de baja agudeza visual o de falta de visión binocular (visión en 3D) detectado de forma tardía (7 años puede ser tarde) puede tener consecuencias irreversibles, provocando un déficit visual para toda la vida. Es lo que se conoce como Ambliopía, un déficit que puede afectar a un ojo o a los dos, siendo mas complicado cuando el problema afecta a un solo ojo, que es lo que se conoce vulgarmente como "ojo vago". Por eso es importante que los niños con problemas sean detectados, a ser posible, antes de los 3 años de edad.

Por este motivo, "ambliopía" (no confundir con miopía), es necesario concienciar a los padres de que acudan al oftalmólogo lo antes posible y de forma rutinaria aunque no hayan observado nada raro. Si bien es cierto que la detección hay que realizarla cuanto antes, no es hasta los 4 ó 5 años de edad, cuando la colaboración del niño nos ayuda a valorar la agudeza visual y la visión en 3D de una forma mas precisa y es a partir de estas edades cuando, los ópticos-optometristas, podemos participar en esta labor con mayor eficacia y ayudar a los oftalmólogos, tanto en la detección como durante el proceso de rehabilitación y seguimiento, ya que la colaboración del menor nos lo permite.


La retinoscopia es una de las pruebas específicas para detectar problemas visuales

Salvo los casos de "estrabismo" (ojos desviados) que los padres son capaces de ver, es necesario comunicar que, la mayoría de los problemas visuales en la infancia no son estrábicos y pasan desapercibidos. El estrabismo representa un porcentaje muy pequeño de los casos, la mayor parte de los problemas que generan ambliopía son "silenciosos" y no se manifiestan,  normalmente son defectos de graduación sin corregir (miopía, hipermetropía o astigmatismo) de los que nuestros hijos no se van a quejar. Pasan desapercibidos y sin un reconocimiento rutinario pueden crecer con esa minusvalía sin que nadie se de cuenta de ello. El temido "ojo vago" puede quedar establecido con tan solo 7 años de edad y con un pronóstico de recuperación malo y tedioso a partir de estas edades mas avanzadas. Por este motivo es necesario incidir todos los años en el tema de las revisiones, cuanto antes mejor, ya que los datos de ambliopía no son buenos y hay que recordarlo permanentemente.

Según los datos de la Asociación, sin ánimo de lucro, "Acción por la Visión Infantil" (AVI) (subvencionada por la Consejería de Sanidad) en el último estudio realizado de Ambliopía sobre la población infantil de 5 años de Ceuta (Agosto 2020): "El 19,5% del alumnado de esta edad necesitaba corrección óptica o gafas para mejorar su agudeza visual, pero solo las usaba el 8%". Un dato que puede parecer alarmante, pues los padres de estos niños no lo saben y esa es la función de la asociación, comunicarlo, pero la realidad es que han llegado a esa edad sin ser detectados. Puedes conocer el estudio completo pinchando aquí.

En otras palabras: "2 de cada 10 niños de 5 años de edad debería usar gafas pero no las utiliza ni siquiera la mitad de ellos". Este dato adquiere mayor importancia, si consideramos que se están escapando sus posibilidades de recuperación, lleva 5 años de su vida con esa privación y las conexiones corticales responsables de la visión están quedando establecidas, en especial la visión en 3D, que se establece antes, con lo cual, estos niños de 5 años se nos están escapando.  Aunque las posibilidades de recuperación cuando son detectados con 5 son esperanzadoras, se necesita un seguimiento minucioso en las primeras fases y un cumplimiento por parte de los padres, que no siempre se consigue. Cada caso es diferente y debe estar monitorizado con controles mensuales en las primeras fases del tratamiento.

Los ópticos-optometristas sabemos todo esto, porque llevamos años trabajando con ellos, detectando problemas y mejorando su visión en la etapa mas importante de sus vidas. Pero se hace necesario incidir en este asunto todos los años, ya que son los padres los verdaderos responsables de la visión de sus hijos y deben saber que, la gran mayoría de los problemas visuales en la infancia pasan desapercibidos sin un reconocimiento especializado, tan especial como ellos y adecuado a su edad.

Recuerda que para ellos una revisión es como un juego... un juego que les ayudará tanto en el rendimiento escolar como en su salud visual el día de mañana.

Compártelo y difunde la importancia en la detección de problemas visuales en la infancia. Mil gracias por leerlo y otras tantas por vuestra confianza.

Javier Garnica

Optico-Optometrista
Farmacéutico
Director gerente de Óptica Zurita de Ceuta
Fundador de Acción por la Visión Infantil (AVI), asociación sin ánimo de lucro




Nuestra Consulta de optometría está en el interior de la óptica Zurita
en c/ Real 10 de Ceuta. Se precisa reservar cita en el 956 519 479


No hay comentarios:

Publicar un comentario